Basquet LEB Oro Hestia Menorca-Guipuzcoa
Compartir

Cuarenta minutos en Bintaufa son muy largos y para muestra lo sucedido en la tarde de hoy domingo. Tras 36 minutos de ir casi siempre a remolque, ante un Guipuzkoa Básket con mucho oficio y un guion que parecía tener un final con victoria visitante, llegó la locura a Bintaufa.

El Hestia Menorca mostró una enorme fortaleza mental, aprovecho su momento y dio un giro radical al partido para acabar llevándose la victoria, 89-81.

Con el 70-75, apareció el mago Hannah desde el triple, fue el as en la manga que supo jugar ennel mejor momento del partido. Arteaga en la pintura, y todo el equipo defendiendo a la perfección echaron el resto. Pero hay otro factor más que decantó el partido, las más de 2000 almas que no dejaron de creer en una victoria que parecía imposible y que despidieron al equipo por todo lo alto. Fue la simbiosis perfecta para conseguir una victoria de muchos quilates en el Pavelló Menorca, que aleja un poco más el descenso.

Todo el equipo estuvo bien y supo tener la calma suficiente para esperar su momento, superando diversos baches que llevaron a los visitantes a amenazar con romper el partido en alguna fase del mismo.

Estadísticamente brillaron jugadores como Arteaga, 18 puntos y 14 rebotes, Stevic, 16 puntos, o Molins, 13 puntos. Pero hay una evidencia clara, la de Clevin Hannah, pese a sufrir una gran defensa, se vistió de héroe al final del encuentro y acabó con 25 puntos. El Guipuzkoa tuvo en Aurrecoechea como mejor hombre, 30 créditos de valoración.

El acierto exterior marcaba el inicio vasco marcaba el inicio de partido, los aciertos de Vrankic, Stürup y Barcello le daban las primeras ventajas, 6-9. El Guipuzkoa mostraba oficio, tanto en defensa como  en ataque y llegaba a dominar de 7 puntos tras un nuevo triple de Ansorregui, 15-22. Dos acciones de Sanz y otra de Molins minimizaban daños al finalizar el primer acto, 21-24.

Molins se encargaba de mantener el marcador a raya, 5 puntos consecutivos suyos contrarrestaban a un Guipuzkoa que pese a todo se mantenía por delante, 26-28. Un 2+1 de Digbeu le daba la vuelta al electrónico, aunque los visitantes, buscando siempre un pase más, encontrando siempre la mejor opción, recuperaban el gobierno tras triple de Savkov. Los puntos de Stevic y un triple de Hannah obligaron a Mikel Odriozola a pedir tiempo muerto con empate a 38. Los vascos recuperaron el enorme acierto y cuando no lo tuvieron supieron adueñarse del rebote para ponerse con un 42-47, pero un triple sobre la bocina de un Hannah sobre defendido dejó el partido abierto al descanso, 45-47.

El inicio del tercer acto fue esperanzador, Stevic y Arteaga le daban la vuelta al electrónico y daban la sensación que la defensa empezaba a plantear serios problemas al Guipuzkoa. Fue efímero, un 0-12 de parcial habría hueco en el electrónico, 49-59. La reacción menorquina llegó de la mano de Stevicc primero y un triple de Molins que volvían a comprimir el marcador, 55-59. El Hestia Menorca había regresado al partido y llegó a reducir a uno la distancia, aunque se entro en el tramo decisivo del encuentro con un 62-66.

El equipo visitante siguió mostrando su buen oficio en todas las facetas del juego para contener las intentonas menorquinas que no acababa de conseguir darle la vuelta al marcador, 66-70 a 6 minutos del final. La locura llegó en los 4 minutos finales, con 70-75,  apareció Arteaga en la pintura primero y Hannah desde el triple después, para firmar un parcial de 11-0 que resultaría definitivo, 81-75 y menos de dos minutos por jugar. Remató la faena Arteaga y un triunfo de mucha altura se quedó en Bintaufa para alejarse del descenso.

Estadística Oficial del Partido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *