Compartir

El Avarca de Menorca cayó este sábado de forma rotunda y contundente en casa por 0-3 ante un Cajasol que estuvo imparable a lo largo de todo el partido. Desde el inicio se vio que las andaluzas habían entrado en el partido más enchufadas que las isleñas. Un primer parcial de 15-25 ya dejó entrever que se avecinaba una tarde complicada.

Se confiaba en una reacción local, pero el segundo set fue aún peor para los intereses locales. Las andaluzas dominaron de cabo a rabo y se llevaron la manga por un inapelable 11-25.

El tercer set si empezó con una reacción local. El Avarca lograba dos puntos de ventaja (6-4) y los iba manteniendo con sufrimiento (9-7). Pero  el Cajasol se sentía seguro y sabía que podía llevarse los tres puntos por lo que puso una marcha más. Del 10-9 se pasó al 11-12 y el Cajasol ya no  dejó que el Avarca volviera a darle la vuelta al marcador. Poco a poco los puntos caían del lado visitante.  Con 12-14 Bep Llorens pidió un tiempo muerto para tratar de remontar pero no era  la noche del Avarca. Las locales incluso recibieron una tarjeta roja por protestas reiteradas. Al final 19-25 y fin a la imbatibilidad en casa.  Este resultado, combinado con el triunfo del Hidramar hace que las canarias empaten con la menorquinas al frente de la clasificación.

Para el técnico Bep Llorens “en este choque se han dado dos circunstancias. Por un lado el Cajasol ha hecho un gran partido. Por el otro, ni hemos encontrado nunca una línea clara de ataque ni a una jugadora fresca para anotar. Ha sido una diferencia notable que se ha notado también en el marcador”.

La derrota llega justo antes de la Copa de la Reina por lo que puede ser un toque de atención de cara a este torneo que para las de Ciutadella empezará el sábado directamente en semifinales contra quien gane el choque entre Sant Cugat y Haro.

Fuente: menorcaaldia.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *