Diego Alderete Hestia Menorca
Compartir

Después del mal sabor de boca que dejó el partido ante el Cantabria, al Hestia Menorca no le queda otra que levantarse y afrontar el partido ante el Cáceres como si se tratara de una final. Y que mejor que una victoria para cerrar el 2023 que lo siga manteniendo en plena lucha por salir del descenso.

Y es que el partido es ante un rival directo, el Cáceres tiene una victoria más que los menorquines, por lo que el triunfo puede tener un valor doble de cara al futuro, además de servir de revulsivo para la moral del equipo.

Será un duelo entre dos equipos necesitados de victorias y para que caiga del lado de los de Javi Zamora se deberá mostrar una versión opuesta a la que el equipo dio en Cantabria. Estar serios y concentrados en defensa y rebote, encontrar un equilibrio entre el juego interior y exterior y saber superar los malos momentos serán algunas de las claves para competir el encuentro.

En frente se encontrarán un equipo que viene de cortar una racha negativa de derrotas, 6 consecutivas, ante el Real Betis, otro de los que transita en la zona baja de la clasificación, por lo que llegarán a Maó con la moral reforzada.

El coach menorquín avisa de que “el Cáceres es un equipo compensado, tiene jugadores importantes en todas sus líneas, un equipo bien trabajado y que sabe interpretar bien los partidos.”

Roberto Blanco, entrenador del Cáceres, tiene en el mexicano Bonilla como MVP, 13.9 créditos fruto de sus 10.5 puntos y 6.2 rebotes. Pero como declaraba Zamora en la previa son varios los jugadores a vigilar.

Ganti es su máximo anotador del equipo con 14.1 puntos y una amenaza desde el triple, Da Silva, dueño de la pintura con casi 7 rebotes por cita, Raitanen, 10.4 puntos y 5.1 rebotes y Atienza, director de orquesta del equipo son la columna vertebral del equipo.

El partido se jugará este sábado a partir de las 19:30 horas en el Pavelló Menorca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *