Felip Moll - Mini Fastnet
Compartir

La aventura del regatista del Club Nàutic Ciutadella sirvió “para aprender a navegar con corrientes” y muy enriquecedora

Siete días y 18 horas, con una decimosexta posición final. Éste fue el tiempo que tardó el regatista del Club Nàutic Ciutadella Felip Moll con su mini Gínjol para completar la regata Mini Fastnet 2023, un recorrido de 600 millas entre la Bretaña Francesa (Douarnenez), Inglaterra e Irlanda.

Felip Moll - Mini Fastnet

La Fastnet es una roca en el extremo suroeste de Irlanda muy conocida entre los navegantes después de la fatídica regata de 11 de Agosto de 1979, donde tuvo lugar la tormenta más mortífera de la historia moderna de la navegación.

Después de haber participado en la regata MAP en los días anteriores, Gínjol y Moll estaban listos para la salida. En esta ocasión navegarían en dobles, siendo su co-skipper Genís Hontoria, amigo con el que el comodoro del CN ​​Ciutadella lleva años compitiendo en Mini.

Felip Moll - Mini FastnetLa preparación de esta regata requirió estudiarse bien las corrientes y peligros, ya que pasaron por el canal Dufour, lugar donde hay unas de las corrientes más fuertes del mundo con muchas piedras y obstáculos. Pasando por el Canal de la Mancha, por Land’s ending en Inglaterra donde también existen corrientes muy significativas, el mar Celta, Irlanda, para regresar hacia Douarnenez otra vez influenciados por corrientes alrededor de Brest. Aparte de esto se debía preparar la meteorología, la comida, la ropa, y un poco de música por si se aburrían. La meteo pintaba muy floja y no tenían claro hasta el último momento si los enviarían a Irlanda, pero así fue, en la reunión de patrones del 10 de Junio, Denis Hugues, director de regata, mismo que organizó la Mini Transat 2021 informaba que iban a la roca.

Por último, una regata muy larga pero donde Felip Moll (CNC) ha aprendido a afinar mucho a Gínjol, a aceptar las posibilidades que tenían ya gestionar y racionar la comida y la energía. Mucha fauna vista, mucha estrategia a entender.

Como conclusiones, «necesitamos aprender a navegar con corrientes, no tenemos ni idea y es completamente distinta. Los ángulos de viento cambian con las corrientes, el sistema te da una dirección de viento modificada, y puede confundirte cuando crees que vienen roladas y en realidad no lo son» narra Moll. Navegar en la parte buena con la corriente en contra, o a favor, «es clave, y hay que saber detectar y planificar. Ya hacia problemas más de Gínjol, el plan bélico actual está diseñado para ir con 7 velas, pero las actuales reglas de clase mini sólo permiten 4».Felip Moll - Mini Fastnet

Gínjol funciona muy bien con vientos portantes, spinnaker, «pero realmente mal con vientos flojos y moderados en ceñida. Hay que hacer cambios, hay que poner velas mayores y esto requerirá cambiar el punto de anclaje del diagonal 1 del mástil. Además, en popes clava la proa, por lo que mover el mástil atrás ayudaría a tener velas mayores ya elevar proa».

Como siempre, “los minis te dan una lección de humildad. Te ponen en tu sitio y la naturaleza, te muestra que no tienes nada que hacer contra ella. Siete días de regata con vientos de media de 4 nudos ha hecho de esta Mini Fastnet, la más larga de la historia y que recordaremos toda su vida».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *