El Rincón del Básquet 1ª Balear – Doble estreno del Ciutadella

Foto: Archivo X.Rotger
Compartir

El Rincón del Básquet 1ª Balear

Doble estreno del Ciutadella

Foto: Archivo X.Rotger

La quinta jornada de la Liga Balear ha tenido como hecho más destacado para los equipos menorquines, el doble estreno del Ciutadella. Los dos equipos del poniente insular han estrenado su casillero de victorias, los de Maties Castell a domicilio ante el Bàsquet Manacor y las de Jaume Rovira en Ciutadella,  ante La Salle de Palma, por lo que abandonan la parte baja de la clasificación.

En la Liga masculina, en la que descansaban CCE Sant Lluís y CB Es Castell, y el CB Jovent ya había adelantado su partido, el CD Alcázar a punto estuvo de dar la sorpresa ante el Ágora Portals, al que tuteó durante 30 minutos. El Sant Lluís cayó en su visita ante el líder del Grupo “B”, el Eporles. En el Grupo “A” completó la jornada el partido entre el Bàsquet Plà y el Son Servera, con victoria local, 87-61. El Grupo “B” se completó con la ajustada victoria del La Salle de Palma ante el Bàsquet Calvià, 75-73, y el triunfo del Llucmajor ante el Centre de Tecnificació, 43-76.

En la versión femenina de la Liga Balear el CB Jovent continúa su buen hacer, esta vez le tocó al PDV de Eivissa sufrir en sus carnes el gran estado de forma en el que se encuentran las chicas de Tolo Saura. Por su parte el CB Es Castell cayó derrotado ante el Imprenta Bahía. Del resto de la jornada destaca la victoria del líder, Sant Josep, ante el Llucmajor, 62-74, y el triunfo  del Centre de Tecnificació, que no tuvo problemas ante el Molinar, 48-93.

Todos los resultados y clasificaciones están disponibles en el siguiente enlace: https://competiciones.fbib.es/

Liga Balear masculina

El Ciutadella consigue su primera victoria ante el Bàsquet Manacor

BM-Càrniques Sunyer 68 (17-11-18-22) Supermercados Diskont-CB Ciutadella 73 (14-22-15-22)

El CB Ciutadella estrenó su casillero de victorias en su visita a la Isla de Mallorca, para enfrentarse al Bàsquet Manacor. El 68-73, final es el justo premio a un gran partido, en el que los menorquines llegaron a dominar por 14 puntos. Solo en los primeros minutos dominó el equipo local, tras los cuales el Ciutadella empezó a desmelenarse. Solo el acierto local desde el tiro libre en los minutos finales, impidió a los visitantes obtener una victoria más aseada. La aportación de Oriol Aguilera, 19 puntos, Marc Gornés, 17, y Roger Moll, 15, resultó clave en la victoria final de los de negro.

Foto: FBIB

El Manacor fue el primero en coger las riendas del encuentro, tras el 3-7 inicial, poco a poco fue imponiendo su juego, hasta llegar a un 16-9, tras un parcial de 13-2 que hacía presagiar un partido difícil para los visitantes. La progresión local quedó frenada en el minuto final del primer cuarto, en el que el Ciutadella empezó a avisar de lo que estaba por venir. Con 17-14 empezaba el segundo cuarto, en el que los menorquines salieron a por todas, con un 0-10 liderado por dos triples de Barber, se ponía por delante, 17-24, una ventaja que fue manteniendo, para llegar al descanso con un esperanzador 28-36.

El partido pareció convertirse en un concurso de triples en los primeros minutos del tercer parcial, dos del local Casto, igualaban el partido a 38, pero el Ciutadella respondió con eficacia, de la mano de la mano de Moll, Gornés y Aguilera, que volvían a poner tierra de por medio, 38-47, a tres minutos de finalizar el período. El Bàsquet Manacor no bajó los brazos, entrando en el tramo final del partido con un incierto 46-51. El golpe definitivo llegó en los 5 primeros minutos del último cuarto, un primer 0-6 daba hasta 11 puntos de ventaja a los de Maties Castell, pero es que se llegó al +14 tras un nuevo triple de Moll, que finiquitaba el partido. Los mallorquines lograron acercarse a base de acierto desde la línea del 4’60, pero no dieron la sensación de poner en verdadero peligro la merecida victoria menorquina.

El Alcázar cede en el último cuarto

Àgora Portals 68 (18-12-17-21) Viajesmagon.com-CD Alcázar 54 (11-23-12-8)

El CD Alcázar cayó derrotado ante el Àgora Portals, 68-54, en un partido en el que los menorquines pusieron en duda la victoria del líder del grupo, al menos durante 30 minutos. Solo en el último tramo del partido, con una gran salida local, los mallorquines pudieron respirar y mantener el liderato del Grupo “A”. Rafael Vidal fue el mejor jugador de los menorquines, acabando el partido con 14 puntos.

Foto: Archivo Toni Pons Barro

Ramos y Sola abrieron el partido de la mejor forma, un 0-7 acaparado por ambos, avisaba al Àgora Portals de que no tendría un partido plácido. Se tuvieron que poner el mono de trabajo en defensa, para obtener un 12-2 de parcial, que podría haber sido peor si hubieran aprovechado sus opciones desde el tiro libre. Dos triples de los locales cerraron el primer cuarto con la máxima ventaja, 18-11. Pero los de Álvaro Fernández no se vinieron a bajo, al contrario, la salida del segundo acto resultaron los mejores minutos de los rojillos, con una gran defensa y con Botella y Vidal liderando un enorme 1-14, que daba la vuelta al electrónico, 19-25, a 4 minutos del descanso. La primera canasta en juego de los locales no llegaría hasta el minuto 7, llegando al descanso con ligera ventaja menorquina, 30-34. 

Los locales recuperaron la ventaja en el marcador, tras el 8-0 inicial, en el tercer cuarto, pero nunca lograban ensanchar el marcador. El Alcázar continuaba dando guerra y luchando por dar la sorpresa en Mallorca. Consiguió entrar en el cuarto final del partido a un solo punto, 47-46, pero pareció acabarse la gasolina, un 10-0 del Àgora resultó una losa que ya no lograría levantar. En los minutos finales, con un gran acierto desde el tiro libre, el líder ensanchó la diferencia hasta los 16 puntos, en un tramo en el que el Alcázar a penas lograba anotar, para cerrar el partido con una derrota excesiva por los méritos hechos.

El Esporles sentencia al Sant Lluís a golpe de triple

Esporles BC-S’Hostal d’Esporles 76 (22-22-10-22) CCE Sant Lluís-Insotel 52 (13-6-11-22)

Difícil el desplazamiento que tenía el CCE Sant Lluís, el líder Esporles, era un hueso difícil de roer y así lo demostró, una gran primera mitad de los mallorquines sentenció al Sant Lluís, que al descanso ya perdía 44-19, fruto del enorme acierto desde el 6’75. Mejoría notable de los azules tras el descanso, que no sirvió más que para reducir a 24 la diferencia final. 76-52. Dentro del flojo partido menorquín destacó Sergio Muñoz, con 13 puntos.

Foto: Archivo Toñi Soler Company

Los locales ejercieron de líder casi desde el salto inicial, primero con acierto en ataque y buena defensa, para iniciar el partido con un 12-4 que ponía muy cuesta arriba cualquier opción menorquina. Pese a ello, los de Xavi Carreras lograron reducir a 3 la diferencia, pero un 8-2 en los minutos finales del primer acto volvían a poner distancia en el electrónico, 22-13. La sentencia llegó en el segundo cuarto, con una gran defensa, que dejó a los menorquines en 6 puntos y una sola canasta en juego, y a golpe de triple, hasta 6 en estos 10 minutos, el Esporles fue aumentando su diferencia, hasta hacerla insalvable, 44-19 en el descanso.

Los de Ses Canaletes mostraron una clara mejoría tras el paso por los vestuarios, no para maquillar el marcador, que llegó hasta el +27 para el Àgora, pero si para presentar unos parciales más aseados, que permitieron que la ventaja local ya no aumentara, gracias a los dos parciales de 10-11 y 22-22, que dejaron el marcador final en el conocido 76-52.

Liga Balear femenina

El Ciutadella se lleva la primera victoria en un final a cara o cruz

Triatges Menorca-CB Ciutadella 53 (15-11-14-13) La Salle Palma-Balearia 50 (7-21-9-13)

El CB Ciutadella se llevó el primer triunfo de la Liga Balear ante el La Salle de Palma, 53-50, en un final a cara o cruz. Un partido marcado por distintas rachas que daban ventaja a uno y otro equipo y en el que las locales tuvieron la última, entrando en los tres minutos finales con un 47-50. Un 6-0 final le dio un triunfo que rearma de moral a las chicas de Jaume Rovira. Joana María Camps, con 15 puntos, fue la máxima anotadora local.

Foto: Archivo X.Rotger

Decíamos que fue un partido de rachas, especialmente en momentos puntuales, y la primera fue para el Ciutadella, que apretando en defensa, abrió el encuentro con un 8-2 en 5 minutos, que marcó el resto del período. La Salle de Palma no encontraba la manera de anotar, mostrándose incómodas en su juego, con un Ciutadella que cerró los 10 primeros minutos con un esperanzador 15-7. Pero estaba por llegar el turno de las mallorquinas, y éste llegó justo en el ecuador del segundo cuarto, con un 21-13 en el electrónico. Cuatro minutos sin anotar y 0-8 de parcial, que daban ventaja a las visitantes, manteniéndola al descanso, 26-28.

Tras los minutos reglamentarios de descanso el La Salle mantenía el mando del marcador, con ventajas de hasta 5 puntos, 30-35, pero 4 puntos consecutivos de Sant Andreu encaminaron un 8-0 que devolvía 3 puntos de renta para las de negro, 38-35. Esa misma ventaja era la que se mantenía al empezar el cuarto final y el Ciutadella pareció encarrilar la victoria, llegando hasta los 10 puntos de renta, 47-37, a 7 minutos del final. Pero las lasallistas no habían dicho su última palabra, anularon la producción ofensiva de las chicas de Jaume Rovira y le dieron la vuelta al marcador, con un 0-13 que encendía las alarmas locales, 47-50 a 2 minutos del final. Dos minutos finales en los que las de negro no se vinieron a bajo, reaccionaron desde el tiro libre, anularon el juego ofensivo mallorquín y se llevaron una gran victoria que les permite abandonar la parte baja de la clasificación.

El Jovent suma y sigue

CB Jovent-Cristalería Tama 82 (29-29-23-14-16) PDV-Pulsar 44 (8-14-7-15)

El CB Jovent d’Alaior continúa con su gran marcha en este inicio de la Liga Balear. Venció sin problemas al PDV de Eivissa, 82-44, en una gran primera mitad, en la que desarboló por completo a las visitantes, con un enorme poder ofensivo combinado con el buen trabajo en defensa. La segunda mitad fue más igualada pero el electrónico no se redujo. Enorme el partido de María Montserrat, acabando el partido con 29 puntos.

Foto: Sabi Llambias

Cuatro minutos tardó el equipo de Tolo Saura en imponer su superioridad, minutos en los que ninguno de los dos equipos conseguía ver aro con facilidad, como reflejaba el marcador, 2-4, en ese preciso instante se acabó cualquier tipo de emoción. Hernández y Montserrat se pusieron el equipo a sus espaldas, abriendo distancias, tras un 10-0 de parcial. Otro 10-0 acercó al Jovent a los 20 puntos de ventaja, que superó al finalizar el primer período, 29-8.

El poderío ofensivo local tuvo continuidad en el segundo cuarto, anulando, una a una, la mayoría de intentos del PDV por meterse en el partido. Dos triples de Carreras acercaban la diferencia hasta los 30 puntos, 43-14, a 5 minutos del descanso, mostrando la clara diferencia entre ambos equipos, y eso que Montserrat a penas apareció en este tramo del partido. Se llegó al descanso con la victoria sentenciada, 52-22.

Las de Eivissa mejoraron tras el paso por los vestuarios, logrando un parcial algo más igualado. Esa mejoría no se vio reflejada en su juego ofensivo, pero si logró parar la sangría de puntos del Jovent, cerrando el parcial más defensivo, 14-7. Se entró en los 10 minutos finales con una ventaja de 37 puntos para las locales, y ésta aumentó hasta los 43 puntos, que fueron ligeramente maquillados en los dos minutos finales. 

Derrota clara de Es Castell ante el Bahía

CB Es Castell 56 (9-16-14-17) Instituto de Fertilidad 81 (18-19-19-25)

El CB Es Castell no tuvo opción ante el Imprenta Bahía, que se llevó una clara victoria, 56-81. Pese a que en los primeros 20 minutos las de Lluís Pons parecieron inquietar a las mallorquinas, éstas sentenciaron tras el descanso y se llevaron un triunfo clave en la lucha por la cuarta plaza.  Marta Tudurí fue la máxima anotadora de las menorquinas, con 16 puntos.

Foto: CB Es Castell

Las mallorquinas salieron en más metidas al partido, con una buena defensa y aprovechando sus opciones en ataque, un primer 2-10 era ratificado minutos después, en los que la diferencia aumentaba hasta los 13 puntos, 5-18. Es Castell consiguió salvar los muebles, cerrando el período a “solo” 9 puntos.

La mejoría local se confirmaba en los primeros minutos del segundo cuarto y un triple de Meliá espoleaba a las locales, que se situaban a 2 puntos, 18-20. Quizás faltó darle la vuelta al marcador para, al menos, aguantar más minutos. De ese 18-20 se pasó a un 18-27 que empezó a apartar a las menorquinas de la victoria. Al descanso partido cuesta arriba, 25-37.

Tras el paso por los vestuarios sentencia definitiva, 3-11 de parcial y diferencia hasta los 20 puntos, 28-48. Ya no hubo más aproximaciones locales. El Imprenta Bahía supo mantener distancias en el resto del período, y aumentarlas en el tramo final del partido, para llevarse una cómoda victoria a Mallorca.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*