El Rincón del Básquet 1ª Balear – Es Castell, Alcázar y Jovent se mantienen invictos

El Jovent consigue la segunda victoria de la liga - Foto: X.Rotger
Compartir

El Rincón del Básquet 1ª Balear

Es Castell, Alcázar y Jovent se mantienen invictos

Esporles y Plà  en masculino, y el Sant Josep en femenino, lideran la competición

El Jovent consigue la segunda victoria de la liga – Foto: X.Rotger

El CB Es Castell y CD Alcázar  masculinos y el CB Jovent femenino continúan invictos y en la parte alta de la clasificación, aguantando el tirón de los líderes, tras la disputa de la segunda jornada de la Liga Balear. El equipo de Joan Martínez tenía una prueba de fuego ante el Dicars de Llucmajor y la superó con nota, mientras que las chicas de Tolo Saura dieron buena cuenta de las de Llucmajor. El Alcázar se llevó el derby masculino, jugado ante el CB Ciutadella.

En cuanto al resto de los equipos menorquines, en la Liga masculina, el CCE Sant Lluís se vio superado por el Santa María en Ses Canaletes y el CB Jovent regresó de vacío de su visita al Bàsquet Calvia.

En la Liga femenina la sorpresa se produjo en el Poliesportiu Municipal d’Es Castell,  las chicas de Lluís Pons doblegaron con comodidad al CB Ciutadella, obteniendo así la primera victoria de la temporada.

El Esporles y el Bàsquet Plà lideran los dos grupos masculinos, mientras que el Sant Josep es el líder de la Liga Balear femenina. Todos ellos son primeros gracias al average general y tienen pisándoles los talones a los equipos menorquines. Los resultados y clasificaciones  están disponibles en el siguiente enlace: https://competiciones.fbib.es/

1ª Balear femenina

El Jovent no da opción al Dicars

María Montserrat lideró la victoria de un Jovent superior – Foto: X.Rotger

El CB Jovent logró la segunda victoria de la fase balear de la Liga, 85-47, ante el Dicars de Llucmajor, en un partido que ya decantó en los primeros 10 minutos. Pese a los intentos de las mallorquinas, las de Alaior se mostraron superiores en todo momento, mostrando un alto porcentaje de acierto, superando el 50%, tanto en tiros de dos como de tres puntos. María Montserrat lideró la victoria local, con 20 puntos en su haber, estando bien secundada por María Garau y Marta Babot, con 17 y 12 puntos respectivamente. Adrover fue la máxima anotadora visitante, con 15 puntos. 

El 0-4 inicial fue un mero espejismo de lo que estaba por llegar. El equipo de Tolo Saura engrasó su máquina, tanto ofensiva como defensiva, endosando un 14-0 de parcial que encaminaba la victoria. Diez puntos de diferencia que ya no abandonaría, incluso aumentaría, tras sendos triples de Kelly y Babot, que dejaron el marcador en un claro 25-10 al finalizar el primer acto.

En el segundo acto no llegó la reacción de un voluntarioso Dicars, ya que se topaba con el acierto local, por lo que la diferencia aumentando. Se llegaba a los 25 puntos, con Montserrat ejerciendo de líder del equipo y con Hernández cerrando desde el triple un nuevo 14-0. Se llegó al descanso con el partido sentenciado, 46-21.

El Dicars no tuvo opción de inquietar a las de Alaior – Foto: X.Rotger

La segunda parte no alteró el guión del partido, con un Jovent que se divertía y con el Llucmajor siempre a remolque, aunque no perdiendo la cara al partido, pese a lo abultado del marcador. Un 18-11 y un 21-10 dejó el marcador final en el conocido 85-47, que deja al equipo de Alaior en la parte alta de la clasificación.

Es Castell sorprende al Ciutadella y logra una abultada victoria

Es Castell realizó el mejor partido de la temporada – Foto: Alma Melià

El CB Es Castell sorprendió al CB Ciutadella, no solo llevándose el triunfo, si no que haciéndolo con holgura, 69-45, llegando a disponer de 33 puntos de ventaja. La victoria local, primera de la temporada, se gestó en la primera parte del encuentro a golpe de triple y con una gran defensa, llegando al descanso con el partido resuelto, 44-16. El equipo de Jaume Rovira mejoró tras el paso por los vestuarios, pero solo consiguió maquillar ligeramente el electrónico, que por momentos resultó sorprendente. Carla Oliver, con 15 puntos, lideró la victoria local, con una inspirada Marta Cardona desde el 6’75, tres intentos convertidos y acabando con 11 puntos. Por parte visitante las jugadoras más destacadas fueron Joana Camps y Elena March, con 15 y 11 puntos.

La salida local no pudo resultar más alentadora, cuando el Ciutadella se quiso dar cuenta el equipo de Lluís Pons ya disponía de 10 puntos de ventaja, 12-2, tras triple de De Blas, justo en el ecuador del primer período. Un 13-6 fue a lo más que llegó a acercarse el equipo visitante, a partir de ahí un nuevo parcial de 10-0, con Oliver como estandarte, dejó el marcador en un claro 23-6 al finalizar el primer período.

La defensa del Es Castell continuaba con su buen trabajo en los inicios del tercer cuarto y el acierto ofensivo catapultaba al equipo por encima de los 20 puntos de diferencia. El equipo visitante no encontraba la manera de reaccionar e intentar rebajar distancias, más bien sucedió lo contrario, dos triples de Cardona dejaron el partido definitivamente sentenciado al descanso, 44-16.

La mejoría del Ciutadella solo sirvió para evitar una derrota más abultada – Foto: CB Es Castell

Tras los minutos de descanso reglamentario las de negro parecieron salir mejor, no llegando a reducir distancias, que merodeaban los 30 puntos, pero si consiguiendo un parcial igualado, 16-16 en el tercer acto. Fue en los minutos iniciales del último cuarto cuando las locales obtuvieron su máxima ventaja, 69-36. Era justo el ecuador del período y aquí se acabó la producción ofensiva amarilla, lo que aprovechó el Ciutadella para maquillar el marcador con un 0-9 final, dejándolo en el 69-45 definitivo.

1ª Balear masculina

Es Castell ejerce de favorito en Llucmajor

Carlos Sintes fue uno de los destacados del CB Es Castell – Foto: Archivo Jaume Fiol

El CB Es Castell tenía marcado en rojo la segunda jornada de la Liga. Era la primera prueba de fuego para el equipo que dirige Joan Martínez, una prueba que superó con nota alta. Dominó de principio a fin, ejerció de favorito y llegó a gobernar el partido por hasta 23 puntos de ventaja, para llevarse la victoria ante el Dicars por un cómodo 67-83. Jan Orfila y Carlos Sintes, con 19 y 18 puntos, fueron los mejores jugadores menorquines, aunque es de destacar que hasta 5 jugadores superaron la decena de puntos, ante un Dicars que tuvo en Miguel Ángel Corbacho su máximo anotador, con 15 puntos. 

Mercadal abría el partido desde la línea del 6’75 e iniciaba el despegue menorquín, que en cuatro minutos ya se veían con 8 puntos de ventaja, con un Sintes inspirado. El Dicars se encontró, a las primeras de cambio, con un Es Castell que no solo dominaba el marcador, si no que manejaba el tempo del partido, con diferencias que no bajaban de los 8 puntos, 16-24 al finalizar los primeros 10 minutos. 

No era un marcador definitivo, de hecho, los locales se acercaron hasta los 5 puntos, aprovechando sus lanzamientos desde el tiro libre, 6 de 7 tiros acertados. Con 22-27 los amarillos dieron un nuevo estirón, dos triples de Taltavull y otro de Mercadal ensancharían de nuevo la brecha por encima de los diez puntos, llegando al descanso con un esperanzador 34-48.

El golpe definitivo llegó tras el descanso. Es Castell anuló el juego local y endosó un 0-9 en los primeros 5 minutos que resultaría definitivo, hasta 23 puntos de ventaja, 34-57. La reacción mallorquina no logró más que reducir a 11 la distancia, pero de ahí no pasó, entrando en los diez últimos minutos con un colchón de 14 puntos. 

Los de Joan Martínez supieron jugar a la perfección con la ventaja obtenida y no dieron opción al Llucmajor a que se le subiera a las barbas. Los minutos pasaron y la victoria final se quedó en el ya sabido 67-83, que significa una importante inyección de moral de cara a las jornadas venideras. 

El Sant Lluís cae víctima de un mal último cuarto ante el Santa María

Ballester, en una acción penetrando a canasta – Foto: Toñi Soler

El CCE Sant Lluís cayó ante el Santa María, 63-72, siendo víctima de un mal último cuarto. Hasta entonces el partido estuvo marcado por la igualdad y las alternativas en el marcador, hasta 14 cambios de ventaja. Pero al iniciarse los diez minutos finales se esfumó cualquier esperanza azul por llevarse la primera victoria. Un 1-18 en algo más de 5 minutos decantó la victoria para los visitantes. Toni Ballester y Sergio Muñoz fueron los mejores de los locales, con 19 y 16 puntos respectivamente. Joan Tomás fue el motor del Santa María, anotando hasta 22 puntos.

La igualdad marcó, como decíamos, gran parte del partido, el 0-6 inicial era respondido por los lluissers con un 5-6, tras triple de Ballester. El carrusel de empates e intercambios de ventaja ya se dejaba notar, 11-13, 15-15 o 21-18 son ejemplo de lo equilibradas que estaban las fuerzas. El primer cuarto, de marcado color ofensivo,  finalizó con un ajustado 25-23.

El acierto de ambos equipos disminuyó en el segundo acto, en el que ambos parecieron ajustar sus defensas. Tanto menorquines como mallorquines supieron adaptarse al nuevo escenario y la igualdad continuó. Los puntos llegaban en cuenta gotas y desde el tiro libre, hasta que un triple por bando, Ballester por el Sant Lluís y Moreno por el Santa María, ponían el 30-32 en el marcador, a cuatro minutos del descanso, al que se llegó con la misma ventaja que señalaba el marcador en los primeros diez minutos, 37-35.

Gascón tratando de superar el marcaje mallorquín – Foto: Toñi Soler

Tras el descanso, y después de un 43-48, pareció que el equipo de Ses Canaletes empezaba a mandar el marcador. Liderados por Muñoz y Ballester, endosaron un 13-2 de parcial que abría 6 puntos de brecha para el Sant Lluís. Pero la diferencia no fue a más y se entró en el último parcial con cuatro puntos de ventaja para los de Xavi Carreras, 56-52.

Hasta aquí llegó el partido, a los azules parecieron fundírseles los plomos en ataque, el Santa María apretó las clavijas defensivas y consiguió un 1-18 en 6 minutos que decantaría el partido definitivamente, 57-70 con a penas 4 minutos por jugar. Los intentos menorquines por acercarse resultaron infructuosos, ya que los visitantes supieron gestionar a la perfección la ventaja que se habían ganado, llevándose la victoria de Ses Canaletes.

El Jovent se lleva un castigo excesivo en Calvià

Sintes defendiendo una acción del Calvià – Foto Bàsquet Calvià

El CB Jovent se vino de vacío de su visita al Bàsquet Calvià, tras caer 94-78. Punto a punto el equipo mallorquín fue abriendo brecha, pese a que el equipo de Miquel Sintes mostró una buena imagen. Hizo la goma en diversas ocasiones, amenazando la victoria local, pero en los últimos minutos pagó demasiado caro el esfuerzo realizado y se llevó un castigo excesivo por los méritos contraídos. El equipo de Alaior tuvo en Marco Saiz y Adrià Sintes a sus mejores hombres, 23 y 20 puntos respectivamente. Montserrat fue la pesadilla local, acabando con 22 puntos, pero por encima de todo, el Calvià mostró tener un enorme poder ofensivo, con hasta 5 jugadores superando los 10 puntos.

El primer período fue esperanzador para los intereses menorquines, que trataban de tú a tú a los locales, incluso obteniendo alguna renta. Abrieron el partido con un 2-7. El Calvià cogió el mando del electrónico pero en ningún momento podía establecer una renta consistente, la mayor, 22-15, fue minimizada por un triple final de Saiz, que dejaba el partido abierto para el segundo período.

Con 22-18 se iniciaban los segundos diez minutos, en los que ahora si, el equipo mallorquín empezó a marcar distancias. Un 11-2 de parcial encendía la luz de alarma a los de Alaior, que vieron como el partido se les ponía cuesta arriba, 33-20. Una reacción menorquina, minutos antes del descanso, permitió disminuir renta y mantenerse vivos al finalizar el segundo cuarto, 39-32.

El Jovent arranca la Liga con dos derrotas – Foto: Bàsquet Calvià

El Jovent seguiría reduciendo la desventaja, hasta los 4 puntos, nada más iniciarse el tercer acto, pero resultó la penúltima aproximación seria. A partir de ese momento el Calvià volvió a poner tierra de por medio, con un parcial de 10-0, que alejaba de nuevo al Jovent de la posibilidad de luchar por la victoria. Pese a ello los de Sintes no bajaban los brazos y mostraban una buena imagen, llegando al tramo final sin que el partido se hubiera roto del todo, 66-56.

Y llegó la última aproximación, en los inicios del cuarto período, un triple menorquín abría un 0-7 de parcial, que ponía en serio peligro la victoria mallorquina. Pero la reacción fue abortada desde el 6’75 por los locales, y ya resultó una losa. El Jovent había realizado diversos sobresfuerzos que le minaron las fuerzas en los minutos finales del partido, en los que los locales elevaron la diferencia final hasta los 16 puntos, un castigo excesivo por lo visto sobre la pista.

El Alcázar se lleva el derby en el minuto final y se mantiene invicto

Villalonga fue el máximo anotador del Alcázar – Foto: Archivo Jaume Fiol

El CD Alcázar se llevó el derby menorquín ante el CB Ciutadella, 69-74, jugado en el Pavelló Municipal d’Esports de Ciutadella, una victoria gestada en el último minuto del partido, que el equipo local afrontó con 2 puntos de renta, pero ya no volvería a a anotar y la victoria se la llevarían los hombres de Álvaro Fernández. Hasta entonces la igualdad estuvo presente, aunque fueran los rojillos los que llegaron a disponer de la mayor ventaja, +11. Los triples visitantes, hasta 12, con Sánchez, Villalonga y Vidal en estado de gracia, resultaron una losa para el Ciutadella, que claudicó en los instantes finales. Joan Villalonga y Rafa Vidal con 19 y 14 puntos respectivamente, fueron los mejores de los visitantes. Por parte local, destacaron Manuel Sans y Marc Gornés, con 16 y 15 puntos cada uno.

Fue el Alcázar el que primero cogió las riendas del partido, con el 2-6 de inicio. El Ciutadella remontó, devolviendo el parcial e igualando el partido. Pero el primer aviso desde la línea exterior por parte mahonesa llegó en el tramo final del primer acto. Sánchez y Villalonga, con dos triples consecutivos volvían a abrir un hueco de hasta 6 puntos, de los que conservó 4 al finalizar el período.

Pero el equipo de Maties Castell se mostraba combativo, no permitiendo a los visitantes escaparse e incluso cogiendo pequeñas ventajas. Dos canastas consecutivas de Aguilera estrechaban el cerco, éstas, seguidas de dos triples de del propio Aguilera y Gornés daban ventaja a los de Poniente, 29-27, a tres minutos del descanso. El acierto mahonés desde el tiro libre le permitió llegar al descanso con una mínima ventaja, 32-34.

El Ciutadella pagó caro su mal último minuto – Foto: Archivo X.Rotger

Tras un 35-34 en el primer minuto del tercer acto, llegó la pesadilla para los locales. El 6’75 se convirtió en el peor de los sueños en este tramo, hasta 6, que ponían tierra de por medio, pareciendo encarrilar el partido para los intereses del Alcázar, 43-54. Sans sostenía a su equipo en ataque y evitaba males mayores, logrando acortar distancias para llegar vivos a los últimos diez minutos, 49-56.

Y las constantes vitales del Ciutadella aún se revitalizaron más, no solo acortando distancias, 57-58, si no que recuperando una mínima ventaja, 62-61, tras un triple de González y 4 minutos por jugar. Un final que parecía abocado a un cara o cruz, pero no fue exactamente así. El último minuto resultó fatídico para los locales, con 69-67 se acabó la producción ofensiva de los de negro. El equipo de Álvaro Fernández lo aprovechó para llevarse la victoria, con un 0-7 final, que mantiene a los de Sa Sinia Costabella en la parte alta de la clasificación.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*