Baskonia, un filial ACB para estrenarse como visitante

Compartir

Previa LEB Plata Grupo A-2

Baskonia, un filial ACB para estrenarse como visitante

El Menorca, con la necesidad de ganar para asentarse en la parte alta

Foto: Antxón Castresana

El Baskonia, filial del equipo ACB de Vitoria, será una nueva oportunidad para estrenarse como visitante, tras haber perdido en sus dos salidas en el Grupo A-2. El Básquet Menorca quiere asentarse en la parte alta del Grupo y para ello tiene la necesidad de vencer como visitante y hacer bueno aquel dicho que dice a la tercera fue la vencida.

Los menorquines afrontan un desplazamiento que no será sencillo, pero son conscientes que deben rascar algún resultado positivo lejos de Maó, para no fiar toda las opciones de salvación al “factor Bintaufa”. Podría ser suficiente vencer todos los partidos al calor de la afición menorquina, pero es peligroso fiarlo todo a la carta del Pavelló Menorca, porque cualquier tropiezo en Maó, pude resultar catastrófico.

Una victoria como visitante, además de asentar al equipo en la parte alta, daría una enorme tranquilidad para afrontar los partidos como local, sin la presión que supone estar siempre al filo de la navaja, dada la igualdad existente en la clasificación. Dos derrotas consecutivas te pueden llevar al pozo, en cambio encadenar dos victorias pueden asear la clasificación.

Trabajo psicológico para superar las desconexiones

Jaume Fiol

El Hestia Menorca debe corregir diversos aspectos, como el rebote defensivo, en el que sufre mucho, como pasó, especialmente, en los primeros 20 minutos del último partido en Menorca. Otro de los aspectos a corregir, las preocupantes desconexiones que sufre el equipo, al que se le apagan las luces ofensivas, dando como resultado, por ejemplo, una derrota en Tormes, tras ir venciendo por 18 puntos, o sufrir enormemente ante el Plasencia, cuando el partido parecía estar bajo control.

Esa es la diferencia que ha hecho que el Menorca esté actualmente a solo una derrota del descenso, pudiendo estar en una posición más aseada y alejando a rivales, a los que ha dado vida. Puede ya resultar una cuestión psicológica, más que física o táctica, por lo que el trabajo mental ha de resultar fundamental. En ese aspecto, ganar en un final ajustado, como sucedió en Maó el pasado sábado, puede haber ayudado a coger confianza.

Jóvenes talentos al servicio del primer equipo

Foto: baskonia.com

El rival al que deberá visitar el Bàsquet Menorca es el Grupo Eleyco Baskonia, filial del equipo ACB, cargado de jóvenes talentos, con la ilusión de ponerlo a disposición del primer equipo. En sus filas cuentan con un ramillete de jovenes jugadores, en el que el más veterano es Tavario Miller, el jugador de las Bahamas acaba de cumplir los 25 años. En su mayoría, sus jugadores rondan los 20 años.

El Baskonia, entrenado por un viejo conocido del equipo menorquín, Miguel Ángel Hoyo, es cuarto clasificado del Grupo A-2, con el mismo balance que los menorquines, 8 victorias y 6 derrotas, y viene de derrotar al líder, Morón, en su pista, con la actuación estelar de Ajdin Penava, 8 rebotes y 27 de valoración, y de Tavario Miller, 16 puntos, 13 rebotes y 26 de valoración. 

Miller, Kurucs, Raieste o Penava, algunas de las amenazas vascas

Foto: baskonia.com

Es precisamente Miller, el jugador más destacado del equipo, por el que pasan muchas de las opciones ofensivas del Baskonia. El interior de las Bahamas fue el más valorado de la primera fase de la competición, con 10’9 puntos, 8’1 rebotes y 14’3 créditos de valoración. Pero es que sus números se han visto notablemente mejorados en la segunda fase, elevando sus prestaciones hasta los 16 puntos, 10’3 rebotes y 22’5 de valoración. Su punto débil es el porcentaje desde el tiro libre, apenas un 60% de acierto.

Pero Miller no es la única amenaza vasca, ahí esta un jugador como Sander Raieste, un 2’02 con buena mano y segundo máximo anotador del equipo, 11 puntos por partido, o el jugador nacido en Letonia, Arturs Kurucs, la amenaza exterior del equipo, superando el 41% de acierto desde el 6’75 y máximo anotador del equipo, con 13’5 puntos de media. 

Otro de los jugadores a tener muy en cuneta es la reciente incorporación, Ajdin Penava, que, como decíamos, tuvo una gran actuación en Morón y promedia 11’5 puntos y 8’3 de valoración en los cuatro partidos disputados del Grupo por el descenso a EBA.

El partido se jugará este domingo, a partir de las 12 horas, en el histórico Pabellón de Mendizorroza, hogar del primer equipo de Vitoria hasta principios de la década de los 90. Los Sres. Enrique López y Nicolás Murillo serán los encargados de impartir justicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *